8 Ideas de la Película Intensamente Para Ser Más Inteligente Emocionalmente

Porque todos somos Riley.

Una de las cosas que más me gustan de la película Intensamente es que nos permite visualizar nuestras emociones como “seres” que viven dentro de nosotros pero que no SON nosotros.

Creo que esta es una enseñanza maravillosa para niños y para los que a veces nos sentimos como niños por el conocimiento emocional tan limitado que tenemos sobre nosotros mismos. (deberían darnos clases de autoconocimiento y reducir las horas de trigonometría #milliondollaridea)

Si no la has visto te cuento más sobre la historia sin spoilers: Intensamente cuenta la historia de Riley, una niña de 11 años que siempre ha sido “una niña feliz”. De pronto se tiene que cambiar de ciudad y con eso, cambiar todo el estilo de vida que conocía.

Todos podemos sentirnos identificados con eso, la película está hablando de un cambio, de crecer, de una crisis y de toparnos con sentimientos que no habíamos tenido que “sacar” antes.

Te presento las 9 cosas que tomé de la película Intensamente, para hacer crecer nuestra inteligencia emocional:

1.Tú no ERES de cierta manera, sientes de muchas maneras.

Una de las primeras frases que escuchamos es “Riley… nuestra pequeñita ALEGRE”… ¡¡¡Uff!!! ¡qué peso tan enorme sobre la pobre bebé!

El problema es cuando creemos que SÓLO somos eso, porque cuando se supone que debemos ser los felices y de pronto nos da por la “depre”, nos sentimos totalmente desubicados.

Cuando has crecido pensando que eres el [email protected], cuando te dan ganas de hacer una travesura y la haces, te sientes el ser más miserable del planeta. Y eres mucho más.

1

2. Tienes una emoción “consentida” por la que filtras todo

Quien narra la película es Alegría, ella es claramente la jefa de todas las emociones en la cabeza de Riley. Todos tenemos una emoción que elegimos para que dirija a las otras.

Es la emoción a la que acudimos “primariamente“ es parte de nuestra personalidad y es verdad, somos enojones, somos alegres, somos miedosos…

Y eso lo hacemos porque nuestro sistema nos regresa a lo que naturalmente conocemos.

2

3. Nuestro sistema emocional es rico y complejo

Uno de los conceptos que más me encantaron de la película fue que todo lo que vives se imprime en tu mente como bolitas de colores teñidas de la emoción que prevaleció.

Al final de la película, podemos ver bolitas con colores mezclados, ¿las viste?

Eso es porque no somos tan simples, nuestros procesos emotivos no son totalmente tristes o enojados, sino que tienen mezclas únicas que nosotros inventamos.

3

4.Cuando te destruyes, tienes la oportunidad de construirte de cero

Cuando cambiamos, dejamos atrás algo que antes fue sumamente importante porque nos ayudó a conformar lo que somos, pero HOY ya no lo necesitamos.

Nos sentimos horrible cuando Riley perdió su isla de las tonterías pero al final, reconstruyó una nueva isla, más grande, más sólida y más integrada.

Eso pasa después de una crisis, ¿lo habías pensado?

Se cae todo lo que crees, piensas, haces y dices y eso te obliga a volver a armar algo que para tu realidad tenga sentido, que ayuda a tu YO actual a seguir adelante, renovado y con más fuerza, si lo haces bien.

4.

5. Dejar en el olvido lo que ya no nos sirve, es sano.

Mucha gente me ha dicho que lloró cuando el amigo imaginario de Riley “cayó en el olvido” literalmente.  Nos sentimos feo pero… que Bing-bong se quedara en el olvido de Riley… está bien.

Así nos pasa a todos, no podemos tener sobre nuestros hombros todo lo que ha sido importante sólo por un periodo de tiempo.

Se llaman “objetos de transición”, como los chupones, las cobijitas o el vestido… y para los adultos pueden ser trabajos, relaciones o decisiones que en algún momento nos dieron seguridad, que nos permitieron superar una faceta y luego, inevitablemente soltamos.

5.

6. El poder de crear la vida que deseas está en tu mente.

De lo que llenes tu mente, de eso estarán hechas tus creencias, tus acciones y tus emociones.

Hay que usar la imaginación (y la mente) como una herramienta súper poderosa que tenemos dentro de nosotros, que nos hace movernos hacia lo que deseamos.

Poner en funcionamiento toda una maquinaria de ideas, de listas de cosas por hacer, y que nos permite visualizarnos siendo felices y viviendo una vida plena.

Alimentar la imaginación con imágenes, sonidos, ideas, pensamientos y razonamientos buenos, que te nutran, eso es a lo que tienes que dedicarte en la vida.

6

7. A veces, para conocernos, la “alegría” estorba.

Conozco gente ENAMORADA de “Tristeza” y eso es porque a pesar de que “Alegría” es la protagonista, la azul es la heroína que salva la historia.

Cuando la alegría u otra emoción están disfrazando otros aspectos que no te gustan, no hay nada más satisfactorio que dejar salir el verdadero origen de sentirte así.

Creo que una de las enseñanzas más grandes de la película es que no tienes que (ni puedes) estar feliz todo el día, no le haces un favor a nadie, empezando por ti. Lo que sirve es honrar lo que sientes, quien eres y lo que necesitas y para eso cada emoción tiene una función.

7

8. Todas las emociones son útiles.

Los creadores de la película han declarado que la idea original era presentar 27 emociones en la mente de Riley. Iba a ser demasiado confuso para la trama pero en la vida común es así.

Sentimos una gran cantidad de emociones que no son “puramente” tristeza sino que a veces es un poco de melancolía, a veces es depresión, a veces se une con otras y se vuelve culpa.

Amé cuando Furia dice “¡Tengo todo el catálogo de groserías!” porque es precisamente la función de nuestras emociones: reaccionar con libertad ante la realidad que nos encanta (alegría), nos preocupa (miedo), nos molesta (enojo) o nos hace llorar (tristeza).

8

Antes de despedirme te quiero dejar una tarea:

Nada de ir por el mundo diciéndole a la gente que no llore, que ya no se enoje, que no es para tanto o cualquier cosa sobre cómo se debe sentir.

Recuerda esto:

Si la emoción surge es porque tiene algo que decir. ¿Prometido?

Espero que te haya gustado este mini viaje por la película y sus mensajes, y que me escribas para contarme qué pensaste, qué ideas te surgieron.

¡Te mando un abrazo grande, que disfrutes tu semana!

Vía:Firma-Lorena (1)